Skip to main content

Ginecología

In English

Existen muchas condiciones que pueden afectar al útero – el órgano vacío, del tamaño de un puño, donde permanece el bebé durante el embarazo – por las que una mujer podría necesitar someterse a una histerectomía. Las condiciones benignas (no-cancerosas) más comunes incluyen:

  • Fibroides: Tumores en y/o alrededor del útero
  • Endometriosis: Cuando el tejido endometrial crece fuera del útero
  • Adenomiosis: Cuando el tejido endometrial crece en la pared del útero
  • Prolapso pélvico: Descenso del útero, la vagina y/o la vejiga

Estas condiciones pueden provocar una gran variedad de síntomas o, por el contrario, no causar ninguno. Sin embargo, algunos de los síntomas más comunes asociados con estas condiciones incluyen los siguientes: dolor pélvico, sangrado abundante, menstruaciones irregulares, fatiga, hinchazón inusual, dolor durante el acto sexual y esterilidad.

Si tus síntomas son agudos y los tratamientos no-quirúrgicos no han funcionado, tu médico podría recomendarte un tratamiento que requiera cirugía, como la histerectomía (extirpación del útero). Es una operación muy común en Estados Unidos y existen muchas opciones disponibles.

Opciones disponibles

Si tu médico te recomienda la histerectomía, hay diferentes maneras de extirpar el útero. Estas opciones incluyen:

  • Vaginal: El cirujano hace una incisión en la vagina, extirpa el útero a través de ésta y la cierra con puntos
  • Abdominal: El cirujano extirpa el útero a través de una incisión abierta lo suficientemente larga para introducir sus manos y permitirle ver y tocar los órganos
  • Laparoscópica: El cirujano realiza la operación a través de unas pequeñas incisiones en el abdomen con la ayuda de instrumentos quirúrgicos de mango largo, entre ellos, un endoscopio – un tubo estrecho con una cámara en el extremo que envía imágenes al monitor de vídeo del quirófano para guiar al cirujano durante la operación
  • Robótica Da Vinci: Una vanguardista opción, mínimamente invasiva en la que los cirujanos hacen pequeñas incisiones y utilizan el sistema quirúrgico Da Vinci, equipado con un sistema de visión aumentada 3D HD e instrumentos especiales con más capacidad para doblarse y girar que la muñeca humana
Ginecologia

Si tienes pensado someterte a una histerectomía, pide información a tu médico acerca del sistema quirúrgico Da Vinci.

Beneficios de la histerectomía Da Vinci

El sistema quirúrgico Da Vinci permite a los cirujanos realizar una operación con una mayor visión, precisión, destreza y control. Este sistema puntero emplea la última tecnología robótica y quirúrgica y supone un gran beneficio en las intervenciones más complejas y delicadas. Los cirujanos tienen el 100% del control del sistema Da Vinci. Como resultado, los movimientos de su mano se convierten en los movimientos más pequeños y precisos de minúsculos instrumentos dentro del cuerpo. Los cirujanos han utilizado el sistema Da Vinci, a nivel mundial, en cerca de 1.5 millones de distintas operaciones, las cuales han resultado exitosas.

La histerectomía Da Vinci ofrece los siguientes beneficios potenciales frente a la tradicional cirugía abierta (abdominal):

  • Menor pérdida de sangre
  • Menos complicaciones
  • Estancia hospitalaria más corta
  • Cicatrices mínimas

Y, en comparación con la cirugía laparoscópica tradicional:

  • Menor pérdida de sangre
  • Menos posibilidades de convertirse en cirugía abierta
  • Estancia hospitalaria más corta
  • Menos necesidad de narcóticos para el dolor

Si estás interesada en una histerectomía Da Vinci en el hospital St. Mark’s, llámanos al (801) 268-7111 para hablar de tu operación.